Arquitectura de la información y Blueprints: Organizarse o morir

20 de junio de 2008

"La arquitectura es el arte de organizar el espacio"

Auguste Perret

¿Qué es lo que diferencia un buen sitio de un mal sitio? ¿Cuál es el factor que logra captar la atención de nuestros visitantes online? Básicamente, encontrar lo que se busca de nosotros en nuestro sitio Web. Esta acertividad sólo puede lograrse a través de una buena organización de contenidos, una concepción clara y ordenada de lo que queremos dar a conocer en la red. Por ello, es de vital importancia el uso de la arquitectura de la información y la correcta diagramación del sitio, dado que determinará los "planos" para construir nuestra "casa" en Internet.

La función de un arquitecto de información es organizar grandes cantidades de contenidos, con el objetivo de que el usuario pueda manejarlos, navegar por ellos fácilmente y satisfacer sus necesidades de información. En otras palabras, organizar el desorden, hacer recuperable, localizable o accesible la información ('findability').

Por ello, al igual que cuando se construye una casa, se debe hacer una planificación y revisar su funcionamiento, a través de maquetas y planos.

Planos (Blueprints)

En primer lugar, los planos (blueprints) tienen como objetivo simbolizar, en papel, las principales áreas de organización, enfocados a los aspectos estructurales y de marcha del sitio. Estos planos o blueprints parten de lo general a lo particular, de lo abstracto a lo concreto. Su función es explicar y justificar las decisiones de diseño y funcionamiento, para establecer parámetros comunes y correctos tanto al equipo de desarrollo, como al cliente final.

Christina Wodtke conceptualiza los Blueprint como: "Un plano de diseño es justamente una buena idea llevada a la realidad a través de la escritura".

Maquetas (wireframe, mockup o prototype)

Siguiendo la analogía con el mundo de la construcción, cuando ya decidimos cuál es el mejor diseño para nuestra casa en el papel, es hora de ver el resultado a través de maquetas, para verificar su funcionamiento óptimo y una buena distribución de los espacios. En la creación de un sitio web, es lo mismo. Las maquetas (wireframe, mockup o prototype) cumplen la función de mostrar el contenido de las páginas, acercando a la realidad los elementos que se plantearon en los primeros planos (blueprints) dándonos una idea más concreta de lo que será el producto final.

¿Hágalo usted mismo? Mejor déjeselo a los expertos

¿Cuántas veces hemos sentido la frustración, luego de comprar algún artefacto, y por exceso de confianza, lo armamos sin consultar a un entendido en el tema y como resultado obtenemos una pila de material que dista mucho de la imagen de la caja? Es en este punto donde recapacitamos y decidimos dejar el asunto en manos expertas. Ocurre lo mismo en la construcción del sitio web de nuestra empresa o negocio.

La importancia sobre el uso de arquitectura de la información, radica en el hecho que conlleva la aplicación de conocimientos específicos y probados en el tema. Explicado de manera sencilla, cuando el arquitecto diseña nuestra casa, no pondrá los servicios sanitarios en la cocina, o el jardín en medio de la sala de estar. La distribución de las secciones y contenidos en nuestro sitio tiene una razón de ser, que garantiza su óptima navegación y usabilidad.

Lo anterior no implica el pasar a llevar la máxima universal "el cliente siempre tiene la razón". Más bien se relaciona con el hecho de orientar hacia la correcta implementación del sitio, maximizando los resultados.



Cotiza de forma rápida